¡Una escalera, una obra escultórica comtemporánea!

Si vais a viajar a Londres en estos días y visitar museos os tengo que hacer una recomendación: en  las proximidades del  Tate Modern se encuentra una obra escultórica muy singular, se trata de una escalera que no nos lleva a ninguna parte, simplemente sube y baja en un entramado de peldaños.

6a00d8341bfb1653ef019aff7bb585970b-500wi

La obra estará temporalmente hasta el 10 de octubre de 2013, y se la conoce como Endless Stair, y está compuesta por 15 escaleras de madera en las que el espectador, traseúnte, turista, ciudadano etc… puede subirse y recorrela (gratis) y admirar las otras perspectivas del Támesis y de los alredores de donde se sitúa.  La obra está diseñada por el estudio de arquitectura dRMM y a la vez patrocinada por una empresa del material del que se compone la escalera. Yo no entiendo mucho de arte contemporáeno pero me ha llamado la atención que un elemento útil dentro de un edifico como es una escalera, se le rinda tal homenaje separándola de su función. Cierto es que ya no se hacen escaleras como las de antes, y con ello me remito a esas escaleras tan bellas del Renacimiento o de épocas posteriores, pero que eran verdaderas obras de arte. Ahora te plantan una escalera de madera (a modo de  “parque para mayores”) a las orillas del Támesis para que vuelvan a ser admiradas como una obra de arte…