La gran jugada

Prestad atención al siguiente video por favor, dura unos tres minutos y no tiene desperdicio:

Parece evidente que alguien se lo ha montado bien para ganarse un buen dinero a costa de los ciudadanos y aprovechándose de prestar un servicio público.

Lo primero que me gustaría analizar es eso del servicio público. Es obvio que necesitamos la electricidad en nuestras viviendas e industrias. No voy a hacer ahora campaña a favor de la vuelta a los sistemas tradicionales de vida porque, si bien sí que deberíamos aprender mucho de como se hacían antes las cosas, sobre todo desde el punto de vista del ahorro de recursos, también hay que ser coherente y reconocer que la mayoría no sabríamos vivir sin nuestras comodidades modernas o al menos nos costaría mucho trabajo. Esto abre un sector de mercado muy suculento para las empresas que generan y distribuyen la electricidad, todos somos clientes potenciales y parece lógico, al menos desde su punto de vista que quieran elevar al máximo los beneficios que obtienen del mercado energético. No niego el derecho de las empresas a ganar dinero, faltaría más, pero me parece que tratándose de un sector tan vital para el funcionamiento del país no se debería dejar en manos de grandes empresas privadas, tan dadas a organizar jugadas como la que se describe en el video anterior y otras similares, sino que debería ser el Estado quien se hiciera cargo de ello, como sucedía antes de que nos tomaran el pelo con eso de la libre competencia. Por un momento nos creímos aquello de que las eléctricas y las petroleras se iban a partir la cara por conseguirnos como clientes e iban a entrar en una guerra de precios, lo que les obligaría a ponerse las pilas (nunca mejor dicho) por ser más eficientes y competitivos, cosa que nos proporcionaría una energía cada vez más barata y obtenida por vías más eficientes y menos contaminantes. En realidad no tenían la necesidad de todo eso por dos razones muy básicas y sencillas. La primera, el pacto entre caballeros, ¿para qué van a competir pudiendo pactar los precios? Luego se paga una multilla de nada y ya está. La segunda, ¿no os habéis fijado lo habitual que es que quienes han estado regulando los mercados energéticos terminen “trabajando” para empresas del sector con unos muy generosos contratos?, pues eso…

facturas-electricas

    Hasta que en 2010 el gobierno retiró las ayudas a las energías renovables, España ocupaba puestos de privilegio en el ranking mundial de las mismas, tanto en producción como en desarrollo tecnológico. Comenzaban a proliferar los parques eólicos y solares y, en los últimos años se han desarrollado kits para instalar en viviendas para que puedan ser energéticamente autosuficientes. Tenemos plantas solares en España capaces de suministrar electricidad a casi cien mil hogares (sí, he dicho cien mil), como la de Sanlúcar la Mayor, en Sevilla, planta en la que Abengoa  también va a dedicarse al desarrollo de nuevas y más eficientes tecnologías para el aprovechamiento solar. Esta planta recoge mediante un sistema de espejos orientables toda la luz solar y la concentra en dos torres para su aprovechamiento energético. Vistas desde lejos parecen dos inmensos focos encendidos en pleno día que compiten en luminosidad con el brutal sol sevillano. Impresionante.

 20080221elpepusoc_6

    El caso de la energía eólica es parecido. En España lidera la generación eléctrica mediante renovables y ya ha llegado a adelantar a la energía generada con carbón. Poseemos grandes parques eólicos capaces de generar aproximadamente el 15% de la demanda de electricidad del país habiendo llegado a picos de producción del 21%, convirtiéndose en esos momentos en la principal fuente generadora de energía eléctrica de España. Si bien cuentan con el inconveniente de que afean bastante el paisaje también es cierto que nos ahorran toneladas de emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Hay otras renovables menores como puede ser la utilización de biomasa para calefacciones y generación eléctrica, que si bien no es del todo energía limpia, siempre será mejor que quemar derivados del petróleo que es un recurso finito y además no se produce prácticamente nada en nuestro país. Además puestos a quemar biomasa mejor hacerlo para calentarnos la casa en invierno y no que arda el bosque en verano porque nadie se ocupa de limpiarlo de restos vegetales.

Tecnico-de-Sistemas-de-Energias-Renovables

    Puestos en la balanza ventajas e inconvenientes parece que son mayoría las ventajas que nos aportan este tipo de energías, es decir: autosuficiencia energética, reducción drástica de la contaminación atmosférica, creación de puestos de trabajo, desarrollo de tecnología puntera a nivel mundial (por una vez podríamos ser nosotros los que vendamos la tecnología), la posibilidad de crear viviendas energéticamente autosuficientes. Los que están en contra del uso de renovables alegan que el Kw/h generado con renovables sale más caro que el tradicional. No sé si esto es cierto, pero me parece que como país debemos hacer apuestas por nuestro futuro aunque cuesten algo de dinero. Eso no sería gasto público sino inversión pública. El gasto es algo que se va mientras que la inversión se recupera y termina por generar riqueza. Hay datos constatables de creación de empleo en Estados Unidos ligada a la apuesta por las energías limpias que se está haciendo en los últimos años, creo que podríamos tomar nota en un país tan necesitado de empleos y en el que se destruyen a diario puestos de trabajo en el sector.

La preguntas que me surgen son ¿por qué no se está haciendo?, ¿tan delicada es la situación de nuestras cuentas públicas como para dejar pasar semejante oportunidad?, ¿a qué intereses responden las políticas de los últimos gobiernos de dejar de lado las ayudas a las energías renovables?, ¿por qué hemos dejado el liderazgo mundial en el sector para pasar a ocupar el liderazgo en lo contrario, en el abandono de la apuesta por las renovables?

No son preguntas para las que tenga respuesta, pero me cuesta trabajo creer que alguien pueda ser tan, digamos corto de miras, para no insultar. Me parece que todo esto responde al dictado de una autoridad superior a la de los políticos que nos gobiernan para favorecer a las grandes empresas energéticas que quieren terminar de exprimir sus inversiones en energías sucias (nuclear, carbón y petróleo), a los bancos que respaldan a estas empresas y que forman parte de sus consejos de administración y a aquellos países que venden tecnología puntera de muchos tipos y también quieren destacar en esto, como Alemania, que desde hace algún tiempo está apostando fuerte por las renovables a pesar de no contar con las condiciones geográficas y climáticas de España. ¿Nos va a pasar con las renovables igual que con el tren de alta velocidad? Estamos vendiendo a varios países la tecnología de Talgo para sus redes de alta velocidad mientras que para nuestro país hemos comprado los trenes a Siemens y a Alstom, ¿favores pendientes? Quién sabe.

Todo esto son meras especulaciones de malpensado, aunque oler huele bastante. En la situación económica que nos encontramos no nos podemos permitir el lujo de ignorar aquello en lo que somos competitivos. Esa mentalidad de país poco desarrollado que deja que sean otros los que piensen por nosotros y nos vendan sus inventos nos lleva a arrastrar un enorme retraso tecnológico, económico y social que, si no lo corregimos nos perpetuará como país de chiringuitos de playa y exportador de trabajadores. España ya vivió esa realidad hace años cuando los jóvenes de los años 60 y 70 del siglo pasado tuvieron que salir en tropel, unos de sus pueblos para irse a Madrid, Barcelona, Bilbao, etcétera, y otros para viajar por la Europa que crecía como la espuma mientras se recuperaba con dinero americano de la devastación producida durante la Segunda Guerra Mundial.

Entonces aquello pudo tener una justificación. España vivía una dictadura feroz y a duras penas iba saliendo del agujero, económico y moral, de la guerra y del subdesarrollo que arrastraba el país. Ahora es muy diferente. Tenemos una democracia (más o menos), somos parte de la Unión Europea y venimos de la etapa más próspera económicamente de nuestra historia reciente. Además ya no somos un país de analfabetos que como corderitos que van al matadero hacen lo que se les dice sin cuestionarse las diferentes alternativas. Exploremos nuestras fortalezas para salir del hoyo, y la producción de energías renovables es una de las más grandes que tenemos.

Anuncios

3 pensamientos en “La gran jugada

  1. ¡Que cara de tonta se me ha quedado! Cómo dice el vídeo,era mejor no entenderlo,sobre todo porque hoy por hoy,no nos queda mas remedio que tragar.¡¡Desde aquí,mil sapos y culebras (por no escribir groserías) para todos los “Juanes” y “Rodolfos” que tenemos en este pais;que son muchos.
    Muy bueno tu anlisis,Míguel.

  2. Mil sapos y culebras para Juanchos y Rogolfos sí, pero es mucho mejor entenderlo que no entenderlo y contar con medios de difusión que los desenmascaren. Cuanto más conocimiento tengamos de cómo funcionan los negocios que se hacen con los bienes públicos mejor podremos ejercer nuestra responsabilidad de control sobre nuestros proveedores de servicios. Que nadie pueda decirnos eso de “tú déjalo en mis manos que yo entiendo de estas cosas y tú no” o “firme aquí caballero, con una X bastará si no sabe escribir, que yo me ocupo de sus ahorros”.

Comenta lo que quieras!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s